lunes, 8 de julio de 2013

12 de noviembre de 2012

Sincroniza la luna nueva, parece haber dictado alguien. Adentro, un enorme dolor satinado de palabras se ordena
y se desordena. Sin embargo, en el patio, bajo el rayo del sol, bajo el manto lunar, traspasando las novedosas tormentas, todo florece. Las uvas se han enamorado de los corazones de la enredadera, juntas son la sombra que amortigua la siesta solitaria. Sincroniza la luna nueva mi sangre de doler cabezas. Despedidas piadosas y bienvenidas que se estropean en en el llanto del irrecuperable pasado. Sin embargo, aquí. Sin embargo, ahora. Hay muerte, sin embargo y sin embargo en el patio todo florece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario